Antes y después del sistema SATE | Oro y Piedra
16015
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16015,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
Categoría
Aislamiento de Fachadas
Etiquetas
AISLAMIENTO, EDIFICIOS, FACHADAS, MADRID, REHABILITACION, SATE, trabajos verticales
Acerca de este trabajo...

Antes y después de una fachada tras la aplicación de sistema de aislamiento térmico exterior (SATE)

¿Cuáles son sus ventajas del sistema SATE

Antes y después SATE

Antes y después SATE

?

En cuánto a la rehabilitación de edificios, la aplicación del sistema de aislamiento SATE, tiene una serie de ventajas que exponemos a continuación:

  • La premisa fundamental del sistema SATE es reducir la demanda energética en el edificio y mejorar el confort interior, pero además este sistema permite subsanar las deficiencias que aparecen en la fachada del edificio, eliminando grietas y fisuras que hayan aparecido en la fachada a lo largo del tiempo, eliminando los puentes térmicos, y la aparición de humedades.

 

  • Tras implementar el sistema SATE se mejora la habitabilidad y la vida útil del edificio, el edificio refuerza su estructura y queda completamente renovado, alargándose la vida útil del edificio.

 

  • El SATE permite reducir las pérdidas de calor en invierno y de frío en verano, suponiendo un ahorro de energía. Se calcula que el consumo derivado a los sistemas de climatización (calefacción / aire acondicionado) puede reducirse hasta en un 50% a raíz de aplicar este sistema de aislamiento térmico por el exterior. Al reducirse la demanda energética en el edificio, se produce un menor consumo energético y por tanto, se produce una amortización de la inversión en un periodo razonable para la vida útil del inmueble. Es un sistema con buena relación calidad-precio y además adecuar las fachadas a las exigencias de la “envolvente térmica” supone un ahorro económico del 20% apróximadamente.

 

  • No disminuye el espacio habitable y en las obras de rehabilitación de un edificio habitado los trabajos de ejecución no perturban en exceso a los propietarios, ya que al colocarse el sistema por el exterior no es necesario que los operarios accedan al interior de las viviendas, y además, no se reduce la superficie habitable en el interior.

 

  • Gracias a la versatilidad en los acabados, el edificio se moderniza estéticamente y, no sólo eso, reforzar el aislamiento térmico mediante SATE mejora la calificación energética del edificio.
Call Now Button