Rehabilitación de la fachada de C/ Alcalá, 47 de Madrid

Pintura al silicato en rehabilitación de fachadas

El capítulo de pintura de las fachadas se puede decir que es de los más importantes, puesto que es lo más vistoso y de él va a depender la imagen final que tendrá el edificio. Por ello, utilizamos una pintura de la más alta calidad y le dedicamos especial cuidado a los remates y detalles.

El edificio tiene un grado de protección integral, por lo que no puede modificarse su aspecto externo y los materiales a utilizar deben ser tradicionales.

Antes de aplicar la pintura, es necesario sanear las fachadas puesto que tienen numerosos desconchones y grietas. Picamos manualmente todas las zonas en mal estado mediante pico de espátula, dejando una apertura en forma de “V”, para  después sanearlas con masilla de relleno especial, dejando un acabado fino para que estas zonas no sean  visibles después de pintarlas.

Aplicamos una  pintura mineral para fachadas altamente especializada, basada en una combinación acreditada de ligantes de sol de sílice y silicato potásico y que contiene cargas resistentes a la intemperie y pigmentos inorgánicos. Entre otras características están que es ignífuga, sus pigmentos son estables a la luz y los rayos UV,  es transpirable, hidrófuga y no permite el crecimiento de hongos y algas. La textura que aporta esta pintura es aterciopelada y los colores que aplicamos son el blanco para columnas y elementos ornamentales y un tono lila para los paños.