OBRAS DE SUBSANACION DE DEFICIENCIAS DESCRITAS EN ITE

Hemos comenzado con las obras para rehabilitar las fachadas y la cubierta de un edificio de viviendas.

Las obras consisten en la reparación de todos los paramentos que componen los patios del inmueble, que cuentan con numerosos desconchones, grietas y falta de revestimiento, lo cual ha llegado a provocar problemas de humedades en algunas viviendas.

En cuanto a las fachadas exteriores, el zócalo de planta baja presenta humedades por capilaridad. Se picará el actual enfoscado hasta base firme y aplicaremos un mortero transpirable para que la fábrica de ladrillo que compone la fachada pueda “respirar”. Con este tipo de mortero no se eliminan las humedades pero conseguimos que el agua se evapore a través del mortero y evitamos que el agua siga ascendiendo por la fachada

También vamos a impermeabilizar la parte superior de los techos de las terrazas en la última planta. Actualmente no tiene ningún tipo de impermeabilización y esto está provocando filtraciones de agua en las terrazas.

En cuanto a la cubierta del edificio, está en muy malas condiciones de conservación. Es necesaria la recolocación de todas las tejas, que con el paso del tiempo han ido moviéndose hacia abajo y actualmente llegan hasta los canalones, taponándolos y no dejando correr el agua correctamente por ellos, provocando la acumulación de suciedad sobre los mismos. Además de esto los canalones no se encuentran correctamente sellados en sus juntas ni en el encuentro con los petos, lo cual provoca filtraciones de agua y aparición de goteras en las viviendas. También es necesaria la colocación de vierteaguas con goterón en la coronación de los petos del tejado para que el agua no chorrée por las fachadas, deteriorándolas.