OBRAS DE CONSERVACION DE FACHADAS

Esta semana terminamos con las obras de conservación en un edificio del castizo barrio de Embajadores en Madrid.

En la fachada delantera hemos realizado diversos trabajos que afectaban a la seguridad de los viandantes por riesgos de caídas de los elementos que constituyen la fachada: por un lado, hemos supervisado todos los paños de ladrillo, retirando y sustituyendo aquellos que estaban sueltos o rotos y tenían riesgo de caer a la calle. Por otro lado, en los frentes de las terrazas hemos asegurado todas las piedras que los recubren mediante anclajes mecánicos, reconstruyendo las que estaban deterioradas y sustituyendo aquellas que presentaban roturas y mal estado de conservación. Además de estos trabajos, hemos terminado saneando y aplicando una pintura pétrea color crema para exteriores en todos los paños de la fachada y los frentes de las terrazas.

En la fachada trasera hemos saneado todos los paramentos, picando desconchones, grietas y resto de zonas en mal estado de conservación. Después de sanear y enfoscar estas zonas, hemos pintado las fachadas en su totalidad, aplicando primero una imprimación para mejorar la adherencia entre el paramento y la pintura aplicada posteriormente.

Por último, hemos rehabilitado los dos patios ingleses exteriores de la parte trasera del edificio, que se encontraban en muy mal estado de conservación. Las obras a realizar han sido el enfoscado y pintado de los muros de ladrillo, la sustitución de todas piedras artificiales que los coronan, la retirada de escombros, y vegetación que había en el interior de los patios y finalmente el vallado de los mismos para evitar que se deposite basura de nuevo.

Fotos del antes y el después.