IMPERMEABILIZACIÓN DE CUBIERTA

Hemos realizado las obras de impermeabilización de una cubierta en un edificio de viviendas. El propietario del último piso tenía numerosas goteras repartidas por todo su piso.

La cubierta tenía una solera de mortero de cemento de aproximadamente 5 cm y gravilla sobre la impermeabilización original.

Durante los trabajos de picado de esta solera comprobamos que la impermeabilización existente estaba compuesta por lámina asfáltica que se encontraba suelta, con numerosos abombamientos y alguna rotura. Por ello, hemos retirado también esta capa de impermeabilización puesto que no podríamos pegar correctamente las nuevas capas sobre ella.

Una vez picada la solera y levantada la impermeabilización actual, retiramos los escombros y dejamos perfectamente limpia y lisa la superficie sobre la que pondremos dos capas de lámina asfáltica de 4kg cada una, la segunda acabada en pizarrilla para proteger la impermeabilización. Comprobamos también que las pendientes de la cubierta sean correctas, llevando el agua hacia los sumideros.

En el perímetro de la cubierta realizamos una media caña de mortero de cemento en el encuentro entre cubierta y peto, que anteriormente carecía de ello,  para que las láminas asciendan curvadas sobre el peto y no haya riesgo de rotura en este punto.

Nuestros operarios, altamente cualificados  y con una amplísima experiencia, ejecutan los trabajos de impermeabilización como marca la normativa  estatal y las normas de buena práctica.

Con estos trabajos los propietarios tendrán la garantía de que las goteras  que tienen desaparecerán, lo cual mejorará la salubridad e higiene de sus viviendas y con ello su calidad de vida.